Les propongo el siguiente ejercicio mental. Imaginen un anuncio como el que acaban de ver pero en el que el protagonista sale de la pantalla en medio de una escena de gente drogándose y dice: “Nunca me han visto darle costo a sus hijos, pero si no me apoyan me quedaré sin trabajo. La droga mueve más dinero y crea más trabajo que cualquier otro sector productivo. Porque yo no planto la marihuana, pero la vendo por las esquinas.”

No veo mucha diferencia entre el anuncio emitido en TV y el que yo les propongo. Considero la publicidad casi tan dañina como la droga. En realidad la gente que corta el bacalao en la publicidad es tan perversa y falta de ética como el jefe de un cártel. Tal y como he dicho en posts anteriores, considero que la publicidad hoy ya no vende productos sino que esta diseñada para “mantenernos dentro del redil” del consumismo, con el doble objetivo de que juzguemos positivamente las empresas (los santos de la religión liberal) y a la vez, hacernos comprender qué opciones vitales hemos de tomar (políticas, económicas, domésticas…) para mantener o mejorar el status alcanzado en la pirámide del bienestar.
Por eso me da especial asco este spot. Además, se suma a la nómina de anunciantes que recurren a la compasión, con esas absurdas y probablemente falsas alusiones al PIB o a los puestos de trabajo que crean.

Me recuerda a ese otro spot que hablaba de “autocontrol”; Cuando alguien, en este caso un sector completo, se tiene que autocontrolar, es porque los que tienen la obligación de hacerlo, no lo hacen y eso me parece muy peligroso porque pueden caer en la tentación de abandonar ese autocontrol a cambio de dinero. Me recuerda esa escena de “El padrino” en la que Vito les comenta a los “Don” de los clanes rivales que no deben meterse en el negocio de la droga porque está mal. Que deben dedicarse sólo a la extorsión, el asesinato, las apuestas, el juego ilegal, el contrabando, etc… Toda una lección de moral.

Actualización de última hora: Mientras cuelgo este alegato contra la publicidad contemporánea me doy cuenta que, por primera vez desde que escribo aquí, wordpress me informa que es posible que los lectores de este blog vean publicidad en mis post. Hasta que averigüe cómo evitar que aparezca publicidad en un blog contra los excesos de la publicidad, os invito a ignorar los mensajes (si es que no tienen interés).

Anuncios