Lo que más se sorprende de este spot es el tono agresivo del comienzo. Fondo negro, letras grandes, voz en off y una afirmación sorprendente: “Todas las mujeres tienen derecho a una piel ideal, sea cual sea su edad o tipo de piel”. No me ha quedado claro si es que los neoliberales han privatizado los derechos humanos y Vichy ha incorporado un punto a la declaración universal o que pretenden vender sus productos a “to quisqui”.
Normalmente este tipo de publicidad es bastante neutro, tópico (valga la gracieta) y, por otra parte, engañoso (la dermocosmética avanza más en la mercadotecnia que en el laboratorio). Pero este les ha quedado casi revolucionario.
Se me ocurre sugerirles que para la próxima campaña, parafraseen directamente a Marx:

“Para nosotros la dermocosmética no es un estado que debe implantase, un ideal al que hay que sujetar la piel. Nosotros llamamos dermocosmética al movimiento real que anula y supera el estado actual de tu cutis”.

Anuncios